Ir al contenido principal

MONÓLOGO: TOMAR EL FRESCO…LOS ANTECEDENTES DE SÁLVAME.


TOMAR EL FRESCO…LOS ANTECEDENTES DE SÁLVAME.

Para quien no sea de La Mancha, comenzaré diciendo que “tomar el fresco” consiste en salirse las noches de verano a la calle, preferiblemente las señoras mayores, con una silla, que colocarán prácticamente en medio de la calle, por aquello de entorpecer un poquito el tráfico, ya sabéis, como hemos dicho en otros de nuestros monólogos, que en un pueblo, y especialmente de La Mancha, circulen por donde circulen,  las señoras mayores tienen siempre preferencia en el tráfico, con la excusa de tomar el aire “fresco”…. Sí, ese aire fresco que brilla por su ausencia en las noches de Julio y Agosto, para de esa forma comenzar a criticar a todas las vecinas, la gente que pasaba por ahí, la prima del suegro de la de tres casas más abajo, etc…Vamos, que hay que matar el tiempo de las noches de verano, y qué mejor que desarrollando el deporte nacional…Criticar. Como muchos ya os habéis dado cuenta, estos son los antecedentes prehistóricos, que han sobrevivido hasta nuestros días, de “Sálvame”.

Dicen que debajo del sol no hay nada nuevo, y Sálvame no iba a ser la honrosa excepción, lamento decirle a Jorge Javier Vázquez, Paz Padilla, Belén Esteban y demás colaboradores que se pasean por el plató, que no, que no han inventado nada, que en La Mancha les tomamos la delantera hace muchos, muchos años. Que eso de hacer corrillo, y criticar a todo Dios, durante cuatro horas, ya lo hacíamos nosotros desde hace mucho tiempo, y en versión Deluxe, es decir, por las noches, pero no sólo las de los viernes, no, las de todo el verano. Así que sintiéndolo mucho, la patente no la tienen en Telecinco, sino en ese lugar de La Mancha de cuyo nombre Cervantes no quería acordarse….Y no me extraña, porque a la que pasara por allí, le “cortaban un traje” que jubilaba la armadura.

Aunque la excusa para desarrollar esta actividad, es tomar un poco del aire fresco que impera en las noches del centro peninsular (por los cojones). La actividad principal que se realiza es la de radio y prensa de la localidad, y se me apuras de la comarca. Todo se sabe, aunque no se sepa, todo se habla, aunque no se tenga ni idea, todo se critica, aunque quien lo haga tenga más motivos para callar que para hablar.

Otra cosa muy curiosa, es la configuración de estos grupos, porque a lo largo de una misma calle se pueden establecer dos o tres grupos de esta índole, que por su puesto, se criticaran entre sí, porque ya sabemos que eso de llevarnos bien con mucha gente no es nuestro punto fuerte, así que hacemos nuestros propios clanes, como si de bandas callejeras se tratara, para atacar verbalmente al otro bando y viceversa, y cuando eso no da más de sí pues comenzamos a criticar por otro lado.

Imaginaos lo que es para el tráfico que en una misma calle haya varios grupos de estos, donde la persona más considerada coloca la silla, no en la acera, si no en medio de la calle… Literalmente. Y ¿Qué creéis que hacen cuando viene un coche? Noooo, no se levantan y se retiran, porque entonces pierden el hilo de la conversación. Se ponen muy dignas y dignos y dicen esa frase tan utilizada para estas cosas: ¡¡¡Qué se aparten ellos!!! Aunque sean los que están sentados los que están estorbando. Sólo hay un vehículo que respetan y se apartan…El camión de la basura, pero porque huele mal, no porque vayan a demostrarle ninguna muestra de respeto al conductor.

A ver, lo más curioso de todo esto, es que al final le pasa lo que a Sálvame, a todo el mundo le gusta, pues con esto, pasa lo mismo, a todo el mundo le gusta. ¡Qué sería de un pueblo de La Mancha sin sus señoras tomando el fresco!, forma parte del paisaje local y debería ser considerado hasta de interés cultural, tanto por su afán “informativo” como por su larga tradición. Si vas al pueblo y no ves estos grupos te preocupas, porque algo pasa, son un síntoma de normalidad, dentro de la propia irregularidad de su actividad principal. Aunque estorben al tráfico, aunque critiquen a todo Dios, aunque a todos nos hayan molestado alguna noche que queríamos dormir y sus murmullos entrando por la ventana no nos lo hayan permitido, a todos nos gusta saber que están ahí, haciendo su labor social de información. Porque son una de esas cosas que aunque a todos en alguna ocasión nos ha molestado su existencia, todos hemos participado de ello, porque no sólo es una característica de un pueblo de La Mancha, es una característica del ser humano, de ahí su extrapolación a Sálvame.

Así que cuando los veáis, mejor no penséis en lo que están hablando, y disfrutar de esa imagen de unión entre vecinos, porque todos sabemos que une más un enemigo común que un amigo común, y cuando estás tomando el fresco inexistente de las noches de verano, esa afirmación se hace más latente que nunca… Bueno, y cuando ves a los de Sálvame también. Lo que no saben en Sálvame, es que algún día ese programa desaparecerá, pero los grupos de señoras tomando el fresco no, porque son su pasado más primitivo, pero serán su futuro más prometedor.

Os presentamos  nuestros libros para entender la vida con humor, "Ironías de la vida" http://www.puntorojolibros.com/todas/Ironias-de-la-vida.htm y "Un Tropiezo Existencial" http://www.puntorojolibros.com/Un-tropiezo-existencial.htm .

Entradas populares de este blog

MONÓLOGO: LOS GRUPOS DE WHATSAPP

LOS GRUPOS DE WHATSAPP
Todos los que tenemos WhatsApp estamos hasta las narices de una de sus cosas.... Los dichosos grupos de WhatsApp,  esos que se crean por la mayor tontería y se quedan de forma permanente en tu WhatsApp.  Que hacen que tengas cincuenta mil mensajes, a cual más innecesario, y que tienen constantemente a tu teléfono sonando como una ambulancia, sea la hora que sea.  Y cuando los silencias, resulta que cuando miras te encuentras aproximadamente unos quinientos mensajes sin leer, que no leerás,  solo harás como que los has leído con el fin de que no te aparezca ese simbolito de WhatsApp en la pantalla inicial, que tan nerviosa te pone, de "tienes mensajes pendientes".
Vamos a ver, entre los dos millones de redes sociales que tenemos y los tropecientos grupos de WhatsApp... ¿De verdad tenemos tanto que decir o ya es vicio? Es increíble ver como tu primo Manolo es capaz de publicar en Facebook,  Twitter e Instagram a la vez que mantiene veinte conversaciones en…

MONÓLOGO: LA MODA DEL SELFIE

LA MODA DEL SELFIE
Se ha puesto muy de moda hacerse uno una fotografía así mismo en cualquier circunstancia que se precie, moda con la que me siento muy identificada porque de esa manera no tienes que molestar a nadie, ni para que se ponga contigo en la foto, ni para que te haga la foto, es la autosuficiencia fotográfica. Consiste básicamente en utilizar el móvil o la cámara fotográfica para auto-fotografiarte y enseñar al mundo lo que en ese momento estás haciendo, puedes hacerlo tú solo o en grupo, enfrente de un espejo o usando el móvil o la cámara para intentar cuadrar la foto sin mirar, eso ya va en el gusto y la pericia del consumidor, pero lo más importante del “selfie” es que se vea que es una auto-foto, es decir, que no la hizo un tercero que no aparezca en dicha fotografía.
Algo indispensable que ha sido factor necesario para que esta moda del “selfie” se haya podido crear, es que nos encontramos en la era digital, porque como todos sabemos para hacer un “selfie” de esos que q…

MONÓLOGO: LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS

LAS FERIAS Y FIESTAS DE LOS PUEBLOS
Muy mal se le tiene que dar a un español para que durante los meses de Julio, Agosto y Septiembre, no acabe, aunque sea por casualidad, en las ferias y fiestas de verano de un pueblo…Bueno, yo más bien diría que en esas fechas quien no tenga unas fiestas de pueblo a las que ir puede considerarse un marginado social, porque como en los pueblos son así, no te preocupes si no tienes pueblo al que ir de fiestas, basta que conozcas a alguien que tenga un pueblo con fiestas, es decir, todos los pueblos de España, que gracias a su hospitalidad, la invitación está asegurada. Y es que en esas fechas no hay pueblo que se precie que no duplique o triplique su población, gracias al sonido de la feria y sus “caballitos”, a las reuniones de las peñas, a las “vaquillas” y encierros, los encuentros con familiares y amigos, y porque no decirlo, las fiestas prolongadas hasta el desayuno del día siguiente, bebidas alcohólicas hasta para desayunar, y cinco días de fiest…