Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2015

MONÓLOGO: UNA VENDIMIA DE LAS DE ANTES

UNA VENDIMIA DE LAS DE ANTES.
Supongo que quien lea esto y haya vendimiado alguna vez en su vida pensará dos cosas, la primera es: “esta no ha vendimiado en su puta vida” y la segunda es: “esta está gilipollas”. La primera tengo que desmentirla tajantemente, la vendimia y yo somos viejas conocidas, la segunda… ¡Pues hombre! como todo el mundo, todos hemos sido, o hemos hecho, el gilipollas alguna vez. Sé que suena muy raro decir eso de “Una vendimia de las de antes”, sobre todo cuando te has pasado muchas vendimias pidiendo, casi implorando, que de una vez por todas, ya que tanto avanza el mundo, alguien tenga la genial idea de inventar una máquina para vendimiar, y por fin…¡¡¡La inventaron!!! Pero a veces es imposible que llegue septiembre y no recuerdes las vendimias de antes, y no estoy hablando de las vendimias más “industrializadas” en las que contratabas a gente que cumplía su horario y si te he visto no me acuerdo, que no tengo nada en contra de esto, por supuesto, pero es a otr…

MONÓLOGO: ASHLEY MADISON Y COMO ES MEJOR NO DEJAR NINGUNA HUELLA DE LAS INFIDELIDADES.

ASHLEY MADISON Y COMO ES MEJOR NO DEJAR NINGUNA HUELLA DE LAS INFIDELIDADES.
Que las infidelidades existen, es un hecho más que comprobado, existen, han existido y existirán mientras el mundo sea mundo, y que siempre existen en la casa de los demás, no en la nuestra, también, ya que no hay más ciego que el que no quiere ver. Pero, un consejillo, ya que no son agradables, ni bonitas de conocer, él o la que quiera ser infiel mejor que ni lo cuente, ni lo escriba, ni deje ningún tipo de huella, inclusive la telemática, que pueda verificar dicho escarceo amoroso.
Hay gente que después de una infidelidad el supuesto sentimiento de culpa, y digo supuesto, porque si de verdad lo sintiera no lo habría hecho, le hace contarle a su pareja lo ocurrido….Vamos a ver, almas de cantaros, las infidelidades NO se cuentan, no son bonitas de relatar, ni para quien se confiesa ni para el confesor. Que con intuirlo es bastante, y que aunque no se lo crea el infiel, probablemente su pareja algo se huela del …

MONÓLOGO: SEPTIEMBRE

SEPTIEMBRE
Si hay un mes que un gran porcentaje de la población tiende a odiar es sin duda Septiembre, digamos que es como el telediario, nada más verlo te alegra el día….Por los cojones. Se acaban las vacaciones, empiezas a percibir la llegada del otoño con su correspondiente melancolía, si te has quedado de “Rodríguez” se termina la jornada intensiva, la civilización vuelve a la ciudad y con ella los atascos, y la rutina vuelve a instalarse. Y ante eso que hacemos…En vez de cambiarlo, que sería una solución, odiamos al pobre Septiembre.
Digamos que la llegada de Septiembre, es como la llegada de un lunes…Pero a lo bestia, es decir, desde varios días antes estamos pensando que llega, que se acaba lo bueno y nos entra la conocida y padecida, depresión post-vacacional…¡¡¡Aunque no te hayas ido de vacaciones!!!, Septiembre provoca ese efecto. Tú, que te has pasado el verano disfrutando de la tranquilidad y de la ausencia de tráfico, sales una mañana y de repente aparece el monstruo del t…