Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2014

MONÓLOGO: LOS "BAILES" DE LAS BODAS

LOS “BAILES” DE LAS BODAS
En toda boda que se precie después de la ceremonia de matrimonio y del banquete viene lo que se suele conocer cómo el “baile” o la fiesta posterior…Los que son de la zona de La Mancha saben bien que por allí a la fiesta posterior al banquete se la conoce cómo “el baile”. Bueno, ese “baile” digamos que llega en el momento más oportuno…En el momento más oportuno para que con una probabilidad del noventa y nueve por ciento todos, en un momento u otro, hagamos el ridículo, de una forma que no volverás a ver hasta la próxima boda.
Vamos a ver, sobre todo las tías, llevas desde las 9 de la mañana acicalándote para ir monísima a la boda con el único objetivo de conseguir que todo el mundo te critique…Sobre todo si la boda se desarrolla en un pueblo. Posteriormente vas a la ceremonia de matrimonio, civil, católica o cómo corresponda, de ahí al coctel pre-banquete, que la cosa se empieza a animar con el vino, la sangría y la cerveza…Y si el coctel es en pleno mes de Ago…

MONÓLOGO: LA VUELTA A LA RUTINA

LA VUELTA A LA RUTINA La vuelta a la rutina es ese proceso de adaptación que sufrimos, porque se sufre, después de unas vacaciones, a nuestra vida cotidiana. Normalmente, a mejores vacaciones peor vuelta a la rutina…Suele seguir ese proceso lógico. Por decirlo de alguna manera es la hostia que te pegas contra la realidad después de disfrutar de unos días de relax fantásticos en los que el mundo importó un bledo y justamente, en esa vuelta a la rutina, te das cuenta que el mundo sigue estando ahí, y de alguna manera te obliga a subirte a él y volver a coger las cosas en el lugar que las habías dejado.

Tú vienes de pasar unos días felices sin preocupaciones, y de pronto te asaltan todas las preocupaciones y problemas que tenías pendientes. Esos mismos que antes de las vacaciones dejaste sin resolver, para ver si en tu ausencia del mundo algún “duendecillo” lo solucionaba por ti…Pero no, los duendes no existen…Y si existen no les da la gana arreglar nada. Digamos que esta vuelta a la rutin…