Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2014

MONÓLOGO: EL MUNDIAL

EL MUNDIAL
Alguien se ha enterado que se está celebrando el mundial de fútbol en Brasil…No verdad, no teníais ni idea, no lo han dicho en ningún sitio…Claro, aunque visto lo visto con la selección española mejor que no nos hayamos enterado que se está celebrando el mundial…No voy a meter el dedo en la llaga, estábamos muy mal acostumbrados a ganar y volverse a acostumbrar a perder siempre es jodido.
A lo que yo me refería cuando quería hablar o escribir sobre el mundial es a esa gente, normalmente tíos, todo sea dicho, a la que se le para el mundo por el mundial. Vamos a ver, yo no digo que sea un evento deportivo con el que distraerse cada cuatro años, pero señores porque se pite un penalti bien o mal, porque sea o no fuera de juego o porque vete a saber tú que mil historias más….No se para el mundo, el mundo sigue andando y gira todos los días para el mismo lado. Me resulta bastante sorprendente como hay gente que basa su estado de ánimo, y es capaz de calificar al día como bueno o m…

MONÓLOGO: DEL "TICKET RESTAURANT" A LA CULTURA DEL "TUPPERWARE"

DEL “TIKET RESTAURANT” A LA CULTURA DEL” TUPPERWARE”
Por si alguien no lo sabía…Porque no lo han dicho en ningún sitio….En España estamos en crisis…Disculpadme que os dé la mala noticia...Ahora fuera de bromas, creo que la sobreutilización de esta palabra nos está haciendo quedarnos más estancados aún, para tirar para adelante nunca fue bueno regocijarse en la pena…Una de las consecuencias de esta famosa crisis, ha sido la reducción de salarios, la reducción de horarios laborales, o de ambos a la vez, a los pocos afortunados que conservan sus puestos de trabajo y esto nos ha hecho crear a la hora de la comida en la oficina, donde antes disfrutábamos de aquellos “Ticket Restaurant”, una especie de “Cultura del Tupperware”.
Antes de hablar de la “Cultura del Tupperware” he de explicar que un “Tupperware” no es otra cosa que una “merendera” de las de toda la vida pero con un pelín más de glamour en el nombre. Bien, dicho esto, la “Cultura del Tupperware” es ese cambio forzado de costumbres…